Intervenciones psicológicas con adultos

Intervenciones psicológicas con adultos

En la actualidad las intervenciones psicológicas con personas adultas forman parte de la cultura social. El papel del psicólogo está cada vez más presente en la sociedad. Al parecer, una de las demandas de los clientes que  acuden a solicitar una consulta es trabajar para eliminar el sufrimiento y el malestar que en esos momentos sienten, otra de las demandas habituales es intentar eliminar las limitaciones que ese sufrimiento les causa.

También existe un cierto consenso social en que cuando una persona está sufriendo o no sabe cómo afrontar una situación personal importante es por causa de algún tipo de mal funcionamiento en su mente o en su cerebro, por lo que, cuando acude a solicitar ayuda, pide que se le “arregle” este asunto.

La sociedad, los medios de comunicación, Internet, suele “catalogar” estas dificultades psicológicas como “trastornos” o “enfermedades mentales”, les da un nombre determinado y así las personas “saben lo que les pasa” y probablemente esto les produce -en cierta medida- alivio, aunque esta calificación no les soluciona sus problemas.

A veces el sufrimiento, por las situaciones externas y sobre todo internas que producen malestar en las personas, consigue que todas las energías de las personas se dediquen y se enfoquen en tratar de eliminarlo o aliviarlo. En muchas ocasiones se consigue un cierto alivio realizando actividades o no enfrentando las situaciones temidas, pero el caso es que la experiencia personal nos dice que este sufrimiento vuelve de nuevo y generalmente con más fuerza e intensidad, con lo que el problema continúa.  Otra de las consecuencias de esta lucha contra el sufrimiento es que no nos quedan energías para otras cosas u otras actividades que nos son valiosas y hacen que nuestras vidas tengan sentido.

En las intervenciones psicológicas la meta final que se consensúa con las personas que sufren es conseguir una vida más plena y con sentido, para esto es necesario conseguir modificar la relación que las personas tienen con su propio dolor y sufrimiento y empezar a mirar a la vida hacia lo que las personas harían si no estuvieran tan pendientes de luchar contra su propio sufrimiento, en una guerra que saben por experiencia que tienen perdida, y en la que siguen porque no han encontrado otra manera de hacer.

Las nuevas perspectivas en las intervenciones psicológicas van encaminadas a trabajar conjuntamente con las personas que acuden al psicólogo en mirar hacia delante, en dirigirles a tener una vida llena de sentido y a luchar por lo que verdaderamente importa.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y dar un servicio personalizado. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer como cambiar la configuración, en nuestra Política de Privacidad