Ansiedad y miedo ¿Qué hacer?

 In Psicología Clínica

En las personas, las sensaciones de miedo ante diferentes circunstancias en las que puede estar en peligro nuestra propia existencia, es algo que forma parte de la vida. Estas reacciones de miedo ante algo que está presente, en el aquí y ahora, son generalmente adaptativas y cumplen la función de motivarnos, movernos a actuar para escapar de la situación o para defendernos e impedir el suceso amenazador. Gracias a esta reacción, que supone una reacción súbita y aguda de diferentes sistemas corporales, la especie humana ha logrado sobrevivir a muchas situación de dificultad.

¿Qué es la ansiedad?

La sensación de ansiedad, en cambio, es un estado de ánimo que se centra preferentemente en el futuro, que se acompaña de temor ansioso, preocupación, incremento de la tensión muscular, incremento de pensamientos centrados en esta preocupación y cambios en el sistema nervioso. Estos cambios fisiológicos son menos pronunciados e intensos que los producidos por el miedo, posiblemente porque están orientados hacia el futuro y se refieren a situaciones que pensamos, que no han sucedido y no están en el momento presente. Es decir, las conductas más directamente relacionadas con la ansiedad son ideas (preocupación, hacer planes) y las relacionadas con el miedo son acciones evidentes como escapar, luchar o quedarse bloqueado.

Tanto el sentir miedo como ansiedad en muchos casos puede ser saludable y adaptativo. Ambas emociones tienen como finalidad mantenernos vivos y libres de problemas. Sin embargo, el exceso de miedo o ansiedad puede obstaculizar el llevar a cabo una acción productiva y eficaz para la persona. Algunas personas consiguen superar estas situaciones y llevar su vida con normalidad; en cambio para otras, estas situaciones se convierten en un problema al que no saben hacerle frente y tratan de evitarlo: empiezan a tener “miedo al miedo”, y sus esfuerzos se encaminan a minimizar, evitar o hacer desaparecer esas situaciones internas que les generan incomodidad, desasosiego, malestar. Esta lucha se convierte en uno de sus objetivos vitales, dejando de lado otros que son importantes en su vida.

¿Cómo se presenta la ansiedad?

Aunque los problemas de ansiedad se pueden presentar de diferentes maneras (fobias concretas, miedo a las relaciones sociales, estrés postraumático, crisis de pánico, obsesiones, ansiedad generalizada), existen coincidencias que han sido estudiadas ampliamente. Lo que parece que es común en todas las personas que sufren ansiedad y miedo es la tendencia a evitar ese miedo y ansiedad, y a escapar de esas situaciones tanto exteriores como internas. La finalidad que tienen los comportamientos es hacer que el miedo y la ansiedad se alejen y que la persona salga de la situación en la que está experimentando miedo y ansiedad.

Hay suficiente investigación que indica que la evitación de los sentimientos negativos constituye el proceso central que alimenta todos los problemas de ansiedad. En este proceso de evitación tienen un papel central los pensamientos, que aparecen a través de “cosas que nos decimos a nosotros mismos”.

El problema es que las personas tratan intensamente de evitar estas situaciones de malestar, se sienten desbordadas por esa misma intención y literalmente llevan una vida centrada en procurar no tener ansiedad ni miedo, pensamientos no deseados, recuerdos dolorosos del pasado, preocupaciones y cosas por el estilo. Esto le puede llevar a las personas a evitar a la gente, lugares, actividades, situaciones, utilizar sustancias que les ayuden a minimizar las sensaciones que podrían generar ansiedad.

Todo esto lleva a las personas a una gran limitación en sus vidas y, además, no consiguen evitar el sufrimiento que aparece y reaparece continuamente.

Así, la ansiedad y el miedo se vuelven problemáticos cuando la persona no está dispuesta a experimentar ansiedad y miedo, actúa sistemáticamente para suprimir y escapar de tales emociones, pensamientos, sensaciones y circunstancias que puedan causarlos y dedica un gran esfuerzo y tiempo a luchar contra la ansiedad y miedo a costa de no atender a otros valores y metas importantes en su vida.

¿Qué terapia se debe seguir en caso de ansiedad y miedo?

Las terapias actuales para manejar la ansiedad y el miedo, con una fuerte base experimental sobre su eficacia, se dirigen directamente a la lucha que realizan las personas para controlar y evitar los pensamientos y sentimientos que producen malestar. No se trata de relajarse desesperadamente para echar fuera el miedo y la ansiedad, sino que se trata de ayudar a las personas a relajarse con la ansiedad y aprender a moverse estando con ella y moviéndose con ella. El problema no es la ansiedad en sí misma, sino que se convierte en un problema todo lo que las personas hacen para evitarla. El objetivo de estas terapias es que las personas estén abiertas a experimentar y aceptar lo que hay como realmente es, y a partir de ahí, hacer lo que es más importante para cada uno, para cada persona, lo que realmente le resulta valioso y así poder llevar el tipo de vida que la persona quiere.

Recent Posts

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt
Tratamiento de la depresion en zaragoza