Terapia de Pareja en Zaragoza

Encuentra el
equilibro en pareja

La resolución de los problemas de pareja requiere un nuevo planteamiento centrado en formar un equipo de trabajo para solucionar las dificultades de convivencia.

Psicología para adultos en zaragoza

Problemas de pareja en Zaragoza

La decisión y elección de vivir en pareja es una de las más habituales en nuestra sociedad. El hecho de vivir en pareja supone, en general, una manera de compartir la vida con alguien que será nuestro compañero, confidente, apoyo, amigo, en las vicisitudes que vayan ocurriendo.

También, a lo largo de la convivencia en pareja, pueden aparecer situaciones nuevas, como el tener hijos, cuidar de los padres, cambiar de trabajo, cambios económicos, emocionales, enfermedades, que afectarán a la forma de relacionarse de los miembros de la pareja y podrán producir una mayor sensación de unión al ir superando cada situación, o podrán producir situaciones difíciles de soportar.

En la evolución de la relación de pareja pueden aparecer situaciones para las que los miembros de la pareja no estén preparados, no tengan recursos personales o no existan en la propia relación para hacer frente a la nueva situación. En esos momentos es cuando aparecen lo que podríamos denominar problemas en la pareja, y la necesidad de ir a terapia de pareja.

En general, todas las parejas pasan por estas situaciones y la mayor parte de ellas suelen resolverlos finalmente. Cuando esto no sucede, el clima y el ambiente de la pareja se enrarece, aparecen las tensiones, el desasosiego, las diferencias entre sus miembros -habituales por otra parte- se agrandan, y el proyecto de vida en común se empieza a ver como algo imposible. A partir de aquí, empiezan los reproches, la sensación de haber perdido un compañero de vida.

En esos momentos es cuando puede merecer la pena acudir a terapia de pareja. Es necesario acudir a alguien que pueda dar una buena explicación de la situación, que ayude a los miembros de la pareja a ver las cosas de otra manera, una explicación que les ayude a realizar un cambio en su relación, que les ayude a comprenderse mejor, a mejorar su comunicación, a valorar las diferencias como una forma de enriquecimiento mutuo y poder afrontar la situación en la que se encuentran como un equipo.

Terapia de pareja

Cuando la relación de pareja y el vínculo que les une está resquebrajado, las diferencias entre sus miembros están polarizadas y se echan en cara cada uno la culpa de esta situación, en esos momentos una buena elección es acudir a una terapia de pareja. Esta situación produce un gran sufrimiento a los miembros de la pareja y puede desencadenar problemas añadidos, como una gran ansiedad, desasosiego, abuso de sustancias, problemas de estado de ánimo, evitación de situaciones de convivencia…

El centro de atención y de trabajo en la terapia de pareja es el vínculo, la relación, que une a sus miembros, que en cada pareja tiene unas características y matices diferentes. Este vínculo está formado por las características de cada miembro de la pareja, por el tiempo que llevan en la relación, por la propia historia de relación de pareja donde se han resuelto situaciones anteriores y donde se ha creado una relación única entre ambos, que ahora se encuentra en dificultades. Las habituales diferencias de cada miembro de la pareja, que en un momento han podido significar un elemento de interés, así como las similitudes entre ellos que han podido ser un elemento de satisfacción, pueden cambiar de significado en los momentos de dificultad en los que la pareja se encuentra en conflicto.

La terapia de pareja busca una explicación a esta situación que sea útil para cada uno de los miembros, que posibilite una nueva percepción de los comportamiento de su compañero y una mayor comprensión de sus motivos para actuar de esa manera.

En las nuevas orientaciones para la terapia de pareja y el tratamiento de los conflictos de las pareja se da importancia a una mejora de la comunicación, a la adquisición de habilidades para la negociación entre sus miembros en los conflictos, al intercambio de conductas agradables entre sus miembros. A estas estrategias, ya elaboradas y trabajadas de hace tiempo, se incorpora un nuevo concepto en el trabajo de la pareja. Este elemento nuevo es la aceptación. Esta idea de la aceptación no supone admitir cualquier comportamiento de la pareja, ni tampoco una actitud pasiva de sometimiento a lo que está pasando en la relación.

Esta aceptación supone un punto de partida nuevo para que los miembros de la pareja inicien un cambio en su relación, una nueva manera de abordar los problemas y el sufrimiento que conllevan, una alternativa para iniciar un proceso de cambio que les proporcione una mayor sensación de unión entre ellos, una mayor sensación de intimidad y cercanía, que les producirá una mayor satisfacción a ambos y les proporcionará la sensación de formar un equipo para solucionar sus problemas.

En la Consulta de Técnicas Psicológicas en Zaragoza tratamos de aplicar esta nueva idea para la solución de los conflictos con la terapia de pareja, ya que tiene una buena base experimental y empírica y se considera como un tratamiento eficaz que puede ayudar a las parejas a resolver su situación

¿Podemos ayudarte?

Rellene este sencillo formulario y le trataremos de ayudar a la mayor brevedad posible. Somos psicólogos profesionales y queremos ayudarte para que tu día a día mejore lo máximo posible.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt